Si quieres q las entradas te lleguen a tu correo pulsa aquí

viernes, 26 de febrero de 2016

Una tarde en el Parque de la Batería

O    

 Una cosa que me encanta es organizar y preparar una excursión o un viaje. Cuando es un viaje me gusta mirar con antelación diferentes sitios para comer, merendar, cenar, posibles hoteles si nos hace falta y algunas actividades; para las excursiones me encanta organizar un pequeño "Picnic" para comer o picar y por supuesto no pueden faltar guarrerías varias (galletas y chuches) para meriendas o "por si"....algunas me entenderán!!!!ajajajajaj
Añadir leyenda
      Ayer Javi tenía la tarde libre y como nos encontrábamos en el ecuador de la Semana Blanca ( para el que no sepa que es consiste en una semana no lectiva en mitad del segundo trimestre en el que los niños no tienen colegio pero que los padres hacen malabares para entretenerlos y sobretodo poder compaginarlo con los trabajos..jajajaja; que no se me enfaden los maestros que a todos nos viene bien unos días "diferentes") pensó que podríamos coger el coche y salir hacia algún sitio cercano a pasar la tarde con los niños.


     A pesar de barajar otras opciones acabamos escogiendo como destino para pasar la tarde el "Parque de la batería", en Torremolinos; no lo conocíamos aunque nos habían hablado mucho de él y de su famoso árbol de los chupetes. 

     Como salimos justo a medio días nos comimos unos bocadillos por el camino (si, en el coche; reconozco que se pone todo lleno de "mígitas" de pan pero es la opción más rápida para no tener que perder el tiempo en comer una vez llegado al destino o antes. Siempre se puede pasar a la vuelta o unos días más tarde un aspirador...jajajaj).


     Llegamos a muy buena hora y nos quedamos "boquiabiertos" de ver la extensión del parque, la cantidad de zonas verdes, la limpieza y el esmerado cuidado de sus jardines. Lo que más nos gustó y fue el lago artificial con barcas que hay en el que por un precio irrisorio tienes un paseo en barca durante media hora para toda la familia. La tarde acompañaba y a pesar de que temimos más de una vez caer al agua por las pequeñas "peleas" de Javier y Álvaro para ver quién remaba se nos hizo incluso corto.




     Para los niños también estaba el típico parque infantil delimitando los toboganes y atracciones por edades y un tiovivo bastante grande.De camino al tiovivo se encuentra el olivo de los chupetes, donde algunos padres cuelgan de sus ramas los chupes de sus hijos para que dejen de usarlo, personalmente es una buena iniciativa, aunque reconozco que cuando lo ví me dió un poco de grima.

      Después de que los niños jugarán un rato
paseamos por los jardines del parque y nos metíamos por los "pasadizos" para ver los cañones que dan nombre al parque; ya que está situado en un espacio donde previamente se encontraba una batería defensiva de Costa.

Me pareció un plan perfecto para pasar la tarde en familia disfrutando de ellos y del buen tiempo, os recomiendo que lo visitéis sobre todo si lo tenéis cerquita. Nosotros ya estamos pensando en la próxima miniescapa...te dan la vida!!!!









No hay comentarios:

Publicar un comentario