miércoles, 29 de marzo de 2017

Un viaje especial; cumpleaños en Roma

He tardado varias semanas en escribir este post porque sinceramente no encontraba las palabras para relataros el viaje que he hecho con mi familia. Después de meses organizando con mis cinco hermanos vía WhatsApp /mail (y con mi compadre Juan) el cumpleaños sorpresa de mi madre le grabamos un vídeo felicitándola e informándola (si si, ella no sabía nada hasta dos semana antes...ejejej) que dos semana después estaría delante del Papa Francisco para conocerlo. (El vídeo no lo subo por expreso deseo de mis hermanos...ejejejje) pero fue emotivo y a su vez muy divertido
Con mi madre y mis hermanos trás la Audiencia del Papa
Cuando pones todo tu esfuerzo e ilusión en hacer algo...nada puede fallar!!! Y ahí estábamos organizando un viaje para 21 personas, grandes, pequeños, con trabajos de todo tipo, colegios, universidades,... y al final todo encajó! Fuimos llegando a Roma desde los diferentes aeropuertos (Sevilla, Alicante, Madrid, Málaga), cada uno desde el punto más cercano.
Tengo que decir que Roma es una ciudad que me tiene enamorada, que he podido disfrutar de ella en cinco ocasiones y que cada una de ellas ha tenido su "aquel" que ha hecho de la estancia algo especial y ha dejado cada viaje en un lugar privilegiado en mi corazón. Y sabía que esta vez no iba a ser menos; y  así ha sido. Ya por el sólo hecho de viajar con mis hermanos y mi madre sabía que  iba a ser especial; me encanta hacer planes con ellos y aunque todos juntos coincidimos al menos para fin de año nos gusta hacer algún plan para reunirnos todos en otra " quedada" más cada año.
A esto de las 4.30 de la mañana antes de salir para Roma...jejej

Yo llegué con los niños y Javi el domingo, mi madre y mi  hermana Ascen, también pero los demás fueron llegando el lunes a lo largo de la mañana. Como podéis imaginar para movernos todos y comer lo llevábamos  bien atado desde España. Nada más llegar dejamos las maletas en nuestro alojamiento,  La casa de San Juan de Ávila en Roma y nos fuimos pitando para San Pedro para poder estar en el Ángelus del Papa. Además allí habíamos quedado con mi amiga Julita que lleva unos años viviendo en Roma y llevaba sin verla desde que se casó Mariaje! Después del Angelus nos fuimos paseando hasta la Piazza Navona. Comimos por los alrededores en un sitio de pizzas "al taglio" y disfrutamos (porque así lo hicimos) con un magnífico "gelato". A primera hora de la tarde fuimos  a Santa María de la Paz porque me "había llevado un par de encargos gordos" para rezarlos allí.

con mi amiga Julia en el Castillo de Sant´ Angelo
El lunes fue más abierto el plan, después de desayunar en el alojamiento fuimos a hacer un poco de turismo sin prisa alguna: Piazza del Popolo, Plaza de España, recorrimos toda la vía del Corso (haciendo alguna parada para entrar a algunas tiendas, Iglesias y tomar un tentempié) hasta llegar al edificio en honor a Victor Manuel (o la Tarta) donde habíamos quedado con mi madre, Popa y su family. De allí nos fuimos paseando hacia el lugar que teníamos reservado para comer pasando por la Fontana di Trevi.
Por los suelos en la Plaza del Popolo
Entrando a Plaza de España
Disfrutando de la "Barcaza" de la Plaza de España

Trás el almuerzo fuimos hacia la zona del Panteón donde antes de entrar a verlo nos tomamos un magnifico café,como no, en el "Café de oro", cafetería emblemática donde las haya y los niños disfrutaron de un gelato en la heladería de en frente. Después del Panteón paseamos hasta la Piazza Navona y de alli nos fuimos a por el resto de mis hermanos y sobrinos que nos esperaban en la Fontana di Trevi. Finalmente y después de contarnos el viaje de cada uno y algo más nos tocaba cenar en una de las  famosas  pizzerías de Roma, Baffetto.
En la Fontana di Trevi
Antes de entrar al Panteón

El martes a las 8 de la mañana nos esperaba en el alojamiento un bus con una guía, Lia,  para ir a visitar Santa María la Mayor, La Scala Santa y San Juan de Letrán además de hacernos un recorrido turístico muy completo por Roma. La visita con la guía duró hasta las 14 horas terminando en el Coliseo.
bus familiar
Tengo que reconocer que era un poco reacia a esta opción pero me ha gustado muchísimo. Nuestra guía era buenísima, hablaba castellano a la perfección y nos explicaba todo muy bien, además iba a nuestro ritmo porque en un grupo en el que hay mayores y pequeños no se puede ir de manera uniforme y ella la verdad que se adaptó en todo momento a las necesidades de cada uno.
Escuchando a Lia,  nuestra guia 

Vamos a ver San Juan de Letrán (catedral de Roma)


Magnificas obras de arte por todos lados

los cuñados...parte impresdindible en esta familia
Además como llevábamos audios nos podíamos retirar del grupo sin dejar de escuchar las explicaciones de la guía. A medio día nos dividimos; unos se fueron al Trastevere, otros se quedaron por la zona del Coliseo, foros,... y yo me fui al Vaticano porque tenía que recoger las entradas para la audiencia del día siguiente. Nos reunimos de nuevo todos para la cena en un restaurante que llevamos contratado desde España, Las Termes del Colisseo; fue una cena muy divertida la verdad. De ahí en bus al alojamiento que al día siguiente teníamos que madrugar más todavía.
Family en el Coliseo

Coliseo

Pillados
El miércoles el despertador nos sonó tempranito; a las 7.10 estábamos cogiendo los taxis para que nos llevaran a San Pedro. La audiencia no empieza hasta las 9.30h, pero entre que hay que pasar el arco de seguridad, las colas que se forman y que queríamos buen sitio decidimos madrugar.
entradas

Antes de empezar la audiencia
Que ingenuos fuimos...y que felices!!! Al llegar a San Pedro nos dijeron que teníamos entrada especial, que no íbamos en la plaza sino que íbamos sentados en el altar, a la derecha de donde se iba a sentar el Papa Francisco, pero lo mejor de todo es que a mi madre "se la llevaron" literalmente  y la pusieron en un lugar reservado para ella en primera fila porque después de la audiencia el Papa pasaría a saludar personalmente a los de esa parte...un privilegio en toda regla lo que pudimos vivir el miércoles.
Mi madre saludando al Papa Francisco

El Papa Francisco con Alvarito

Regalito del Papa Francisco a Alvaro
Tras la audiencia y todavía con la emoción del momento, que repito fue inmensa y nos tenía nerviosos a todos nos fuimos al  restaurante Santiricus junto a la columnata que teníamos reservado y finalizado el almuerzo nos volvimos a reunir con la guía del día anterior para visitar los Museos Vaticanos, todo un lujo no hacer cola, que por cierto era kilométrica
Museos Vaticanos


Cualquier sitio es bueno para descansar
El jueves, escalonadamente, cada uno haríamos nuestro viaje de regreso a casa, más felices si cabe que llegamos a Roma, mi madre había cumplido su sueño; se quedó con las ganas de celebrar las bodas de oro en la Ciudad Eterna porque como algunos sabéis mi padre falleció dos años antes pero ha celebrado junto a sus hijos su 80 cumpleaños viendo al Papa.
Mar recién llegada a Roma...directa a la audiencia
Han sido unos días maravillosos donde hemos disfrutado muchísimo de la ciudad y  los unos de los otros. Sin duda me quedo con varias imágenes: la cara de felicidad extrema cuando mi madre nos miraba desde su sitio y cuando vió a mi hermana Mar que sólo pudo estar en la audiencia por cuestiones de trabajo ineludibles y nadie sabía nada de su llegada, y la sonrisa, simpatía y cercanía del Papa Francisco me cautivó.


Y...como habéis podido comprobar por mi perfil de face...nuestra visita a San Pedro se ha hecho eco en prensa porque Alvarete "dio el campanazo" con el Papa Francisco y le regaló su bufanda del Antequera CF, equipo en el que Javi es el vicepresidente. Os dejo los enlaces de las diferentes noticas:





2 comentarios:

  1. Qué emotivo todo...me ha encantado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias; la verdad es que hemos disfrutado muchísimo!!! Gracias de corazón!

      Eliminar