martes, 4 de abril de 2017

Torrijas, la receta!

Desde hace algunos años me gusta preparar torrijas en cuaresma. Suelo prepararlas una o dos veces y este año aún no las había preparado, así que el viernes me aprovisioné de todos los ingredientes y la mañana del sábado la dediqué a hacer torrijas con los niños...ejjejeje....
Recuerdo cuando era pequeña estar en la cocina mientras mi tía de Málaga (Margara) y mi madre preparaban un día torrijas, otro día pestiños, otro roscos... comer, comíamos...jejejej...eso sí, a mi el tema de los dulces éstos con miel no me gustaban lo más mínimo así que me los ponían con azúcar y canela.
Existen múltiples variantes a la hora de preparar las torrijas, comenzando por el tipo de pan que puede ser del día anterior o uno especial para hacer torrijas. Además se le puede echar cáscara de limón al aceite para aromatizarlo, el tema del vino también es alternativo y ya las más novedosas que se han visto es con chocolate por encima o crema pastelera...para mi gusto; una bomba!!!jejeje
Álvaro se encargó de sacar todos los ingredientes

A lo que vamos, niños con manos limpias, todo preparado y manos a la obra


Yo las hago así: caliento leche con  canela en rama y la piel de un limón. Cuando ha hervido la deja templar. Mientras monto la clara de un par de huevos (sólo la clara, la yema la puedes aprovechar para hacer una tortilla, un revuelto o si quieres seguir con los postres hacer un buen "tocino de cielo"). Una vez con la leche templada la pones en un recipiente. En una sartén pones aceite muy caliente. Cuando esté listo "empezamos":  empapamos el pan en la leche, lo pasamos al recipiente de la clara batida (que pille por todos lados), y lo echamos a la sartén. Cuando creamos que esté doradita se saca y la dejas escurrir en un papel absorbente para pasarlo más tarde a un plato con azúcar y canela. Una vez hecho todo este proceso se coloca en una fuente y se van poniendo ahí todas. La opción del azúcar y la canela se puede suprimir y ponerle en su lugar miel.
Javier moviendo la leche

Álvaro peleándose con la clara

preparando

Todo listo
Mi tía tiene otra receta y yo  que pensaba que la mía había salido de la suya pero no tiene nada que ver y la verdad que las suyas están de muerte!!!
Ella pone la leche temperatura ambiente con un buen chorreón de vino oloroso, en su caso ha utilizado el Real Tesoro que es menos dulce que el Pedro Ximenez, azúcar y canela. Utiliza el pan del día anterior, empapa bien el pan en la mezcla de la leche, lo escurre y lo pone a freir habiéndolo emborrizado en clara de huevo y una vez empapado la torrija del aceite le pone un chorreón de miel aunque también prepara la variedad de las torrijas de azúcar y canela. Para que salgan mas pequeñitas cuando las empapa en la leche las corta por la mitad con tijeras; así da menos remordimiento comerte las torrijas...ejejjejajajaja.



Espero que os gusten las recetas y os animéis a hacerlas...están buenísimas y es una receta muy fácil!
A merendar!!!













15 comentarios:

  1. Me encanta, tienen una pinta
    buenísima

    ResponderEliminar
  2. Que buena pinta, la verdad es que me gustan un poco sólo, pero de vez en cuando me vienen de gusto y me acabo zampando unas cuantas de una sentada. Tendré que probar la receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa igual...me tomo unas pocas de golpe (no tengo remedio) y si son recién hechas mejor (me gustan calentitas) y luego y puede haber en una fuente varios días que no vuelvo a tocarlas ...ejejje

      Eliminar
  3. Mmmmm, me encantan las torrijas <3 Me traen muchos recuerdos de mi niñez, cuando mi madre preparaba algunos fines de semana de frío. ¡Gracias por la receta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me recuerdan a mi niñez...y desde que me casé "me obligo" a hacerlas al menos una vez al año

      Eliminar
  4. Que pinta tienen. Habrá que hacerlas ����

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo!Las dos recetas son estupendas. Me entra hasta hambre...ejejej

      Eliminar
  5. Wooohhhh!! ya mismo me estoy apuntando tu receta por que a mi marido le encantan y seguro a mis hijos tambien, muy buena propuesta para estos días!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. Y lo ricas que son!! Gracias por la receta, en breve ya tendremos torrijas por Semana Santa en casa (nunca he hecho, pero con tu receta nos vamos a animar)

    ResponderEliminar
  7. Qué recuerdos! las solía preparar con mi abuela...
    Gracias por compartirla, tengo que ponerla en práctica!

    ResponderEliminar
  8. jejeej...buenísimas!!!Cada vez que veo el post me entra un hambre horrorosa!!!

    ResponderEliminar
  9. Solo las comí una vez pero las recuerdo buenísimas! Una receta súper completa, muchas gracias por compartir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la receta! Recuerdo que mi abuela me ponía con ella a hacerlas y me lo pasaba genial. Lo malo que no las comía porque no me gustan demasiado, y siguen sin gustarme mucho...

    ResponderEliminar