Si quieres q las entradas te lleguen a tu correo pulsa aquí

sábado, 1 de abril de 2017

Comer por Roma

Para no hacer tan largo el post de mi viaje a Roma os he dividido el viaje en la propia vivencia del viaje en sí y he querido hacer un post expreso sobre los sitios donde hemos comido, cenado, tomado café,... Si hay cosas que a la Roma turística no le faltan son establecimientos para comer! Caros, baratos, para tomar por la calle, de mesa y mantel, amplios, enanos....de todos los gustos y colores...jejej

Nosotros al ser muchos hemos ido sobre seguro y llevábamos la reserva hecha en la mitad de ellos y en otros llevábamos cerrado ya el menú y todo para ir sobre seguro. (Os pongo el nombre del establecimiento con enlace directo a sus paginas webs por si os interesa un sitio concreto).


Os cuento:

El domingo íbamos nosotros "solos" (me refiero a Javi y los niños) con mi amiga Julia. Como hacía un pedazo de día optamos por la opción de "pizza al taglio", es un tipo de pizza rectangular que se vende al corte por peso. Hay establecimientos que te las ponen para llevar y te la comes por la calle o en cualquiera de las numerosas plazas, pero como los niños estaban muy cansados (hicimos el viaje de madrugada y apenas durmieron) nos sentamos en unos taburetes que tenía el sitio y nos las tomamos allí mismo.
Pizza o ensalada? ejejej
uno de tantos mostradores de las heladerías de roma...que ricos!!!

Cuando terminamos nos tomamos un helado en la heladería frigidarium; que nos recomendó Julia y la verdad que eran baratísimos y superbuenos. En la foto que os pongo foto en la que salgo con los niños, pero lo que quiero que os fijéis es en la cola que hay para entrar a la heladería...para que os imaginéis lo ricos que están.
Ya es nuestro...los de detrás son la cola para comprar el suyo

Por la noche optamos por cenar unas pizzas en un local cercano a nuestro alojamiento; Pizzas Desing en Circunvallazione Cornelia, justo en la salida de metro, un sitio de lo más corriente pero que nos atendieron a las mil maravillas y estuvieron muy atentos a nosotros en todo momento.

El lunes a medio día ya éramos unos pocos más y tenía reservado en trattoria Archetto. Nos lo habían recomendado un conocido de una de mis hermanas. Es un sito que está a dos pasos de la Fontana di Trevi, no es caro, tiene una carta amplísima que se puede consultar en su web y estuvimos muy bien porque nos pusieron la mesa en un salón que tienen en la planta baja en el interior del establecimiento. Para los niños tenía menú infantil y no tienen problemas en adaptarse a lo que se le diga. Tiene una pequeña terraza en el exterior en la que si vais pocos podéis disfrutar de la comida fuera del establecimiento.
En Archetto

Por la noche reservamos en la pizzería más famosa de Roma. La Pizzería Baffetto es una de las mejor valoradas por todas las guías que hemos consultado. Nosotros la última vez que estuvimos en Roma en 2008 cenamos en uno de sus establecimeintos en el Campo di Fiori, y tenía claro que quería llevar allí a mi familia a cenar para que probaran sus pizzas. Es una pizzería muy tradicional romana, bastante barata. Esta vez optamos por el establecimiento que tienen en Via del Governo Vecchio.
En Baffeto
Los sobris mayores en este córner

El martes a medio día cada uno hizo el plan libre. Unos se fueron a comer al Trastevere, otros se quedaron por la zona del Coliseo. Nosotros comimos en los alrededores del Vaticano porque teníamos que recoger las entradas para la audiencia del día siguiente. Tengo que decir que no digo ni el nombre del sitio porque comimos caro y mal...ejejejej.... es lo que pasa en el 90% de los casos cuando no lo tienes previsto; los niños y Javi pidieron pizza y yo lasaña... hasta ahí puedo decir.
En un restaurante a dos pasos de San Pedro

Por la noche tuvimos una velada la mar de amena y divertida. Tenía contratada la cena desde España y el restaurante es Le Termes del Colosseo; un lugar atípico, en una bocacalle del Coliseo. Las Termas del Coliseo combina la cocina tradicional y moderna romana con un espectáculo de tres cantantes interprendo famosas canciones de ópera. La verdad que fue muy divertido. Los niños tenían un menú especial infantil para ellos y estuvimos muy bien. La cena-espectáculo duró alrededor de 2 horas. No es barato pero tan poco es excesivo, además teniendo en cuenta el espectáculo estuvo muy bien.
Termas del Coliseo

Los jóvenes del grupo

La family en Termas del Coliseo

El postre
El restaurante donde comimos el miércoles también lo llevábamos contratado desde España. A unos 50 metros escasos de la columnata de San Pedro comimos en Satiricus, teníamos un menú cerrado tanto para adultos como otro para niños. Comimos muy bien pero rápido porque teníamos la visita a los museos vaticanos muy junto en el tiempo. No obstante era un sitio que estaba lleno pero que la comida marchaba muy rápido y a todos a la misma vez, que con todos los que éramos no es tan fácil. Además que fue bastante asequible de dinero, el menú no llegaba a 14 euros por persona.
Crepe con Nutella y helado de vainilla a las puertas de San Pedro... sí, lo reconozco, nos pegaron un
sablazo pero tomarte esto viendo la columnata de San Pedro no tiene precio

Por la noche, estábamos muy cansado del madrugón así que decidimos irnos a la zona donde teníamos el alojamiento por la Vía Cornelia. El restaurante se lo recomendó el director del alojamiento a mi hermano, se llama Joseph y fue donde comieron ellos el lunes cuando llegaron y comieron estupendamente a muy buen precio y tipo buffet. Cuando nosotros fuimos por la noche no había buffet ni menú pero igualmente cenamos muy bien; probamos pizza, risotto y ensalada; y el precio medio por persona fue de 15 euros más o menos.


En otras ocasiones (en 2005 y 2008) también hemos ido a Giannicolo que es un restaurante cerca del Vaticano muy bien de precio para lo que es la zona con menús y también a Il Dilfino por la zona de la Via del Corso, muy cerca de la Iglesia de Jesús. 

El café y los helados en Roma son algo que si no los pruebas te vas de allí con pecado mortal!!jejejeej.... así que nuestro capuccino y el gelato no nos ha faltado ni un sólo día. Cuidado con tomar café en terrazas y bien sentado...te sube el precio una barbaridad y si no lo sabes el café te puede sentar mal...ejejejej.... Para destacar los cafés del La taza de oro, una cafetería de primera mitad del siglo XX en la que tienes que hacer cola para sacar el ticket y una vez pagado se lo pides a los camareros. Siempre está llena de gente y te atienden a pesar del bullicio bastante rápido. No tiene mesas para disfrutarlo pero sí pequeños bancos pegados a la pared donde disfrutar de un magnifico capuccino. En este establecimiento también tienen un tiramisú "que quita el sentido". Además de servirte el café también venden el café para hacerlo en casa y cafeteras italianas de todos los colores y tamaños.


 Muy cerca de esta cafetería se encuentra la heledría della Palma con multitud de sabores. Alli les compramos a los niños unos helados uno de los días. Y por la zona se encuentra también la emblemática heladería Giolitti, fundada en 1900, tiene un aire antiguo-elegante tan impresionante como el impoluto traje  de sus camareros Antes de entrar te da reparo porque puedes pensar que son caros pero no son nada caros y además están buenísimos.


Disfrutando de sus helados de della Palma
Durante nuestra última estancia también probamos por las cientos de miniestablecimientos que hay de café para llevar. De este tipo, destacar uno en la vía del Corso que se llama Genuine, un sitio pequeñito pero muy completo donde los mayores nos tomamos unos cafés y los pequeños repusieron fuerzas tomándose unos bocadillos. Fueron muy simpáticos con nosotros interesándose por nuestro viaje. Además de café y cosas saladas tienen cajitas con fruta lista para llevar.
Reponiendo fuerzas

En mitad de la Via del Corso

De la Roma nocturno-marchoso no os puedo decir apenas nada...no lo he experimentado...ejejej...si se que tiene mucho ambiente la zona del Trastevere por los alrededores de la Plaza de Santa Maria. Hace años estuve en un local tomando un cocktel en la Vía Nazionale porque justó enfrente teníamos el hotel.
Si de algo tiene Roma es que si puede "te clavan"..ejejejej... si no te quieres llevar sorpresas mira bien el precio en barra y en terraza o silla...te sorprenderá. Ten también en cuenta el precio de la cerveza si no te quieres llevar un susto cuando te den la cuenta...en la mayoría de los sitios vale más que la propia comida... normalmente en los sitios que hemos estado nosotros, la más barata ha sido 5 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario